Para que un evento sea exitoso también entra en juego el ambiente y la estética que quieras recrear en él. Las ideas que quieres plasmar y tu perspectiva personal tiene que evocarse en el escenario del evento. Así que, asegúrate de tener bien claro cuál es el estilo que vas a imprimir en tu evento y busca diferentes opciones con nuestro buscador Espacios+Creativos. A continuación, definimos varios estilos de decoración para espacios que se adaptan a distintos intereses.

¿QUÉ ESTILO DE DECORACIÓN ESCOGER?


Bohemio: Boho-chic ha estado en alza desde hace años en la moda y el diseño. Ambiente bohemio despreocupado en un espacio aireado y caprichoso, el estilo bohemio es una gran manera de promover buena energía en una reunión de equipo. 


Clásico: Se basa en la conservadora casa burguesa del siglo pasado, con materiales tradicionales y colores que aporten calor y confort (verdes, granates, marrones). Priman los estampados de rayas,  molduras, cortinajes y adornos delicados. Perfecto ambiente para una reunión de trabajo o una celebración tranquila con amigos.


Contemporáneo: El estilo contemporáneo es el diseño moderno y el amigo más relajado del minimalismo. Espacios elegantes, pero a la vez cómodos y habitables. En los últimos años ha habido una gran oleada de este estilo, desde que los amantes modernos del diseño decidieron que querían sofás más cómodos. 


Ecléctico: Se inspira en una amplia gama de estilos de diseño, combinando piezas, mobiliario y texturas  diferentes. Una colección de componentes únicos que recrean ambientes inspiradores. Ideal para reunión de equipo en un ambiente fuera del lugar de trabajo, para fiestas y reuniones íntimas, estos espacios no decepcionarán a los amantes de todo lo caprichoso y excéntrico. 


Etnico: Basado en una interpretación exótica y personal de esta cultura milenaria. Se utilizan elementos decorativos alusivos a Oriente, el contraste de texturas y la presencia de la naturaleza. Colores, objetos, murales y adornos que remiten en todo momento su estética y costumbres, un restaurante o un fiesta será una temática divertida para tus celebraciones.


High Tech: Los espacios de este estilo incorporan innovaciones a la vida moderna, al tiempo que dan a los elementos tradicionales una actualización única. Surge en los años setenta, después del modernismo, y sería una especie de minimalismo pero llevado a su máxima expresión. El principio básico es la funcionalidad, renovando los elementos tradicionales y añadiendo tecnología moderna. 


Industrial: Los espacios industriales tienen una amplia variedad de configuraciones, por lo que tendrás un sinfín de posibilidades para diseñar libremente tus eventos. Espacios urbanitas, el estilo industrial se adapta a cada necesidad. Perfecto para eventos corporativos, pop-ups y startups, las características típicas incluyen un concepto de planta abierta, ladrillo visto, estructura vista y materiales en bruto como el hormigón o el acero. 

estilo-industrial

Imagen de Espacio Muelle36


Kisch: Podría decirse que es la antítesis del minimalismo, ya que destaca por el predominio del color y las formas originales. Cualquier mobiliario llamativo o complemento chillón, colores flúor, y texturas extravagantes (sobretodo el plástico, pieles sintéticas...) son la seña de identidad.


Mid Century: Es posible que hayas notado un resurgimiento de este estilo desde el show de Mad Men. El diseño se inspira en finales de los años cuarenta y los años cincuenta. Y contiene diseños de artistas famosos como Charles y Ray Eames, Herman Miller, Richard Neutra y mucho más. 


Minimalista: Los espacios minimalistas modernos son flexibles y enfatizan la simplicidad de sus formas y líneas puras. Espacios despejados, sin decoración extra, donde las formas y los colores simples brillan verdaderamente. Reuniones privadas, reuniones profesionales y presentaciones de producto pueden celebrarse fácilmente en estos maravillosos lugares. 


Moderno: Los muebles elegantes, la iluminación, y los elementos decorativos  son clave en el diseño de estos espacios. Echa un vistazo a estos espacios para una celebración importante, un brunch, o una sesión de fotos que estés planeando.

estilo-moderno

Imagen de Sueños de Cocina


Nórdico: o escandinavo, originario de Noruega, Suecia y Dinamarca, es considerado uno de los más populares actualmente. Sencillo, funcional y cómodo, la idea principal de este tipo de decoración es no llenar el espacio de piezas sin uso. Se caracteriza por las líneas rectas y colores neutros que se combinan sobre una base de blanco. Una reunión o una presentación de producto son una buena idea para desarrollar en este tipo de espacios.


Retro: Muebles y decoración de los años 50, 60, 70 y 80. Las referencias retro incluyen tanto a los originales como a las reproducciones inspiradas en aquella época. Es fácil confundir con el estilo Vintage, que también se refiere a muebles y objetos anteriores a esos años, pero originales. En el lenguaje común es difícil diferenciarlos o separarlos, ya que muchas veces se tiende a fusionar y mezclar estas tendencias.


Rústico: Ambientes naturales y sin sobrecargar, que destacan por el uso de materiales nobles y poco tratados tanto en complementos como paramentos (madera, mimbre o esterilla). La artesanía y los tejidos duros cobran importancia. Puede ser un estilo sencillo y sofisticado, evitando los ambientes sobrecargados. Dentro de la variedad de bodas temáticas que existen, un espacio así puede ser un buen escenario para tu gran día.


Vintage: Cuenta con elementos antiguos y refinados. Artículos con toques rústicos, ilustraciones antiguas, muebles originales, pintura astillada e industrial, piezas oxidadas... que crean espacios singulares y acogedores. Si te gustan lo espacios con una historia detrás de ellos, reserva un espacio vintage.


Zen: A través de la simplicidad, busca alcanzar la armonía y la tranquilidad necesaria para estos tiempos modernos. Recursos mínimos, espacios ordenados, colores claros y líneas simples. Es similar al estilo oriental pero todavía más simple y despojado. También busca la armonía y el equilibrio pero con un toque sutilmente masculino, menos sobrecargado de elementos decorativos.


Imagen principal de Masía Can Velladura