En muchas ocasiones, cuando los eventos se celebran en un espacio interior, se deja de lado su exterior, lo que supone cometer un grave error. Los invitados a un evento desean no sentirse desubicados y sin conocer hacia dónde deben dirigirse. Por ello, hay muchas alternativas para conseguir que un evento empiece desde el momento en el que los invitados bajan del medio de transporte que les ha llevado hacia allí. Toma nota de lo que vamos a contarte.

Un evento empieza desde el exterior de su localización

¿Cómo hacer que un evento lo sea desde el primer momento sin necesidad de acceder a su interior?

- Un espacio de bienvenida, sin duda, será el elemento que precederá a la decoración interior. Al tener los mismos colores, estilo y temática, dará una idea a los invitados de lo que les espera en el interior y les hará sentir la importancia que se le proporciona a los detalles.

- Carteles indicadores. Existen lugares que tienen diferentes salones o espacios, por lo que la mayoría de invitados no sabe muy bien hacia dónde dirigirse. Los carteles decorados perfectamente al estilo del resto de elementos decorativos serán los protagonistas, en primera instancia.

- Apoyo al evento desde el exterior. Es inevitable que algunos invitados salgan durante el evento al exterior, para charlar, socializarse, hablar por teléfono o fumar. Disponer de algunas mesas altas y taburetes para que puedan hacerlo de forma cómoda será todo un detalle que seguro que agradecen. Además, conviene colocarles mantas, en caso de que el evento sea en invierno; abanicos, cuando sea en verano; y caramelos o golosinas independientemente de la época del año, se trata de pequeñas puntualizaciones que harán que califiquen el evento como espectacular.

Para que los invitados se lleven un buen recuerdo y unas mejores impresiones de los eventos, es importante tener algunos detalles con ellos desde que llegan.

Publicado por: JosÈ PÈrez Barrozo